Flora

La Sierra de Zapalinamé posee un listado superior a 1,500 especies registradas por sus guardaparques, así como científicos y estudiantes colaboradores, de ellas 934 corresponden a flora, que representa 29% del total de especies registradas para Coahuila. 

Helechos y afines.

Helecho.  Astrolepis integerrima

Compuesto de plantas vasculares que no producen semillas, este grupo posee seis familias, 14 géneros y 37 especies; de ellas, 32 corresponden a helechos, tres a flores de peña y dos a colas de caballo.

Flores de peña.  La familia de las Selagineláceas es una familia de plantas vasculares que no producen semilla, aunque son propias de zonas tropicales alrededor del mundo, en la Sierra de Zapalinamé contamos con tres especies Selaginella pilífera, S. peruviana y S. lepidophylla todas ellas conocidas comúnmente como flores de peña.

Flor de peña.  Selaginella lepidophylla.

Colas de caballo. Son arbustos que no producen semilla, con un solo género Equisetum, el cual en el área protegida cuenta con dos representantes Equisetum laevigatum y E. hyemale, ambos llamados cola de caballo, habitan áreas con mucha humedad, principalmente ojos de agua permanentes.

Cola de caballo.  Equisetum laevigatum.

Gimnospermas

hayarín.  Abies vejarii

Las gimnospermas son plantas vasculares leñosas productoras de semillas. Su nombre proviene de las raíces griegas “gimno” desnudo y “sperma” semilla; término aplicado debido a que las semillas de estas plantas no se forman en un ovario cerrado, sino que están desnudas.

En la Sierra de Zapalinamé, se han registrado tres familias, seis géneros y 18 especies de este grupo. Donde una especie es de hayarín, una de guayamé, una más de ciprés, dos de efedras, cuatro juníperos y nueve pinos. 

De ellas, sobresalen por estar enlistadas con categoría de riesgo según la Norma Oficial SEMARNAT 2010, el piñonero blanco Pinus pinceana catalogada como en peligro de extinción y el hayarín u oyamel Abies vejarii señalado como amenazado; además del guayamé Pseudotsuga menziesii y pino piñonero texano Pinus remota catalogados como sujetos a protección especial.

Piñonero blanco.  Pinus pinceana

Angiospermas

Tejocote silvestre.  Crataegus baroussana

El término "angiospermas" proviene de dos palabras griegas; angíon “vaso o ánfora” y sperma “semilla”; así, este término compuesto significa "semillas envasadas", haciendo referencia a que sus semillas están encerradas dentro de un fruto. En el área protegida contamos con 879 especies, repartidas en 99 familias y 441 géneros; de ellas 10 especies están considerada bajo alguna categoría de riesgo, según la Norma Oficial SEMARNAT 2010.

Este tipo de plantas están divididas a su vez, en dos grandes grupos, la clase Liliopsida o monocotiledóneas y la clase Magnoliopsida o dicotiledóneas.

Liliopsida

Zacate navajita.  Bouteloua gracilis

Monocotiledóneas

Plantas vasculares que producen flor y su semilla se caracteriza por contar con un solo cotiledón. Se cuenta con un listado de 182 especies, divididas en 14 familias y 82 géneros; de ellas, tres están catalogadas en alguna categoría de riesgo según la Norma Oficial SEMARNAT 2010.

En este grupo, se encuentran plantas tan pequeñas como los pastos, robustas como los agaves o tan grandes como las palmas o yucas; también es posible encontrar en él, a la única especie de la familia de las palmeras, la palma o palmito Brahea berlandieri, la cual habita en los acantilados escarpados de los cañones, especialmente en el Cañón de San Lorenzo.

Palmito.  Brahea berlandieri

Dicotiledóneas

Biznaga burra.  Echinocereus platyacanthus

Es el grupo más abundante de plantas vasculares, su semilla cuenta con dos cotiledones. En los listados del área protegida, se cuentan registradas 694 especies, divididas en 85 familias y 360 géneros; de ellas, siete están catalogadas en alguna categoría de riesgo según la Norma Oficial SEMARNAT 2010.

Entre la gran variedad de familias que componen este grupo, las compuestas con 182, la familia de las acacias y mezquite con 65; así como las salvias con 31, las cactáceas y la familia de la candelilla con 24 especies, son las más diversas.  

En este extenso grupo, el olmo enano o gape Ostrya virginiana, porque, aunque es una especie ampliamente distribuida en el este de los Estados Unidos de Norteamérica, al sur se encuentra distribuido en pequeños manchones y en la Sierra de Zapalinamé, solo es posible encontrarla en un pequeño bosquecillo que no supera las 30Ha dentro del Cañón de los Pericos.

Olmo enano o gape.  Ostrya virginiana

Oficina de Profauna

Emilio Castelar 956, zona centro, Saltillo, Coahuila, México.

www.profauna.org.mx

zapaliname@profauna.org.mx

(844) 4125404 y 4129896