FLORA

Reserva Natural Estatal Sierra de Zapalinamé 

Rosa de castilla

Rosa de castilla

Barbas de viejo

Barbas de viejo

Campo de Polocote

Campo de Polocote

Piñonero blanco

Piñonero blanco

Pino piñonero

Pino piñonero

Alicoche peyote verde

Alicoche peyote verde

Biznaga burra

Biznaga burra

Alicoche sanjuanero

Alicoche sanjuanero

Chautle

Chautle

Lechosilla

Lechosilla

Biznaga de cabeza blanca

Biznaga de cabeza blanca

Fresa silvestre

Fresa silvestre

Vid silvestre

Vid silvestre

Yerbaniz o pericón

Yerbaniz o pericón

20170708 Asclepias linaria SH1 Arturo

20170708 Asclepias linaria SH1 Arturo

201709 Leucophyllum candidum ZAC2 Arturo

201709 Leucophyllum candidum ZAC2 Arturo

20170517Vauquelinia corymbosa SL1 Letici

20170517Vauquelinia corymbosa SL1 Letici

20160917 Ariocarpus retusus ZAC1 Arturo.

20160917 Ariocarpus retusus ZAC1 Arturo.

20160909 Dahlia coccinea SL1 (1)

20160909 Dahlia coccinea SL1 (1)

La Sierra de Zapalinamé posee un listado de 2,136 especies registradas por sus guardaparques, así como científicos y estudiantes colaboradores, de ellas 987 corresponden a flora, entre ellas, 978 corresponden a plantas, de las cuales, 970 son plantas vasculares, que representa poco más del 31% del total de especies registradas para Coahuila. 

Dentro de la flora se encuentran también las plantas no vasculares, como musgos, hepáticas, y algas verdes; de estas se han registrado ocho especies; y, aunque no forman parte del reino Plantae, se incluyen dos cianobacterias, y siete algas pardas.

Cianobacterias y algas pardas

Existen una gran variedad de organismos que normalmente trataríamos como plantas, sin embargo no lo son, entre ellos, están las cianobacterias y las algas pardas, las cuales ambas pertenecen, cada una a un reino aparte, Bacteria y Chromista, respectivamente.

Las cianobacterias son casos muy especiales de bacterias, que anteriormente estaban clasificados como algas, sin embargo, al ser son organismos procariontes (cuyas células carecen de núcleo) no entran dentro de esta clasificación, pero que, al igual que las plantas, obtienen su energía a través de la fotosíntesis.

 

113.JPG

En la Sierra de Zapalinamé se conocen dos especies, entre ellas la más reconocible es Nostoc commune, la cual forma colonias de consistencia gelatinosa y color verde azulado, especialmente en temporada de lluvias, mientras que en condiciones adversas puede permanecer de forma latente durante mucho tiempo hasta que se presente la humedad. Tiene la característica de poder fijar nitrógeno directamente de la atmosfera, por lo que es de gran importancia en el ciclo de reciclaje de nutrientes.

Nostoc commune

El reino Chromista es un grupo de organismos sumamente diverso, compuesto por organismos eucariontes (cuyas células poseen núcleo), unicelulares o pluricelulares, y que la mayoría cuenta con organelos, llamados plástidos, con capacidad fotosintética, y que incluye, entre otros, a las llamadas algas pardas, entre las que se encuentran las diatomeas.

Fragilaria_crotonensis.jpeg

Fragilaria. Fotografía por Kristian Peters, Wikimedia Commons

Las diatomeas son organismos de enorme importancia ecológica; en conjunto, representan una parte significativa de la biomasa de la tierra y generan cerca del 20 al 50 % del oxígeno del planeta.

En la Sierra de Zapalinamé se conocen siete especies, de las cuales sabemos su presencia gracias al trabajo de Torres Muñiz, A. (1998). "Monitoreo de la comunidad planctónica, bentónica y asociada a Macrófitas, en un transecto impactado del arroyo Los Chorros, Arteaga, Coahuila, México."
 

Plantas no vasculares

Las plantas no vasculares, incluyen a un grupo numeroso de plantas, que como su nombre lo indica, no poseen un sistema vascular, consistente de xilema y floema, y en su lugar tienen tejidos más sencillos para el transporte de agua y nutrientes; entre estos, encontramos dos grupos bien diferenciados. Las briofitas y las algas verdes.

023 (2).JPG

Musgo del genero Syntrichia con plántulas de Abeto (Abies vejarii)

224.JPG

Marchantia polymorpha

Las briofitas, son plantas terrestres, con tres grupos bien diferenciados:

  • Musgos

  • Hepáticas

  • Antóceros

Las briofitas son plantas pequeñas y que generalmente son ignoradas en cualquier inventario florístico, y reciben poco, si no es que nada de interés, a diferencia de las plantas vasculares como los árboles que forman los bosques, sin embargo, son de gran importancia ecológica, pues retienen la humedad del suelo, ¡algunas especies pueden retener hasta 20 veces su peso en agua!

Ademas en algunos lugares de México son de importancia económica, pues se extraen en temporada decembrina para la decoración de nacimientos, con su consecuente daño al ecosistema, pues al retirar la cama de musgo queda el suelo desprotegido ante la erosión, y se retira con el musgo, las semillas de árboles que pueden repoblar el bosque.

En la Sierra de Zapalinamé se conocen al menos tres especies de musgos, y dos hepáticas. La falta de información disponible dificulta la investigación sobre este grupo de organismos, sin embargo, es necesario generar alianzas para empezar a generar información local sobre este interesante grupo de plantas.

El termino "alga", es, sin duda , uno de los términos más discutidos en la biología, el cual, taxonómicamente hablando, prácticamente carece de utilidad, es más bien, un termino "paraguas" bajo el cual se agrupan una serie de organismos que pueden tener características similares en apariencia, pero que realmente no están emparentados en lo absoluto. Entre ellos, están las llamadas "algas pardas" que pertenecen al reino Chromista; las algas rojas, pertenecientes al reino Plantae, Filo Rhodophya; y las "algas verdes", que también se encuentran dentro del reino Plantae, en los Filos Chlorophya y Charophyta.

Las algas verdes son el grupo más estrechamente relacionado con las plantas terrestres, y aunque se conocen algunas especies marinas, la mayoría son de agua dulce. En general, son organismos unicelulares, pero también se presentan algunas especies pluricelulares, y pueden vivir tanto ligadas al fondo de los cuerpos de agua como en suspensión, componiendo el fitoplancton.

En la Sierra de Zapalinamé se conocen al menos tres especies de algas verdes, dos pertenecientes al filo Charophyta y una al filo Chlorophyta, sabemos de su presencia gracias al trabajo "Estado actual de la población de la Sardina de Arteaga Gila modesta (GARMAN, 1881), El Chorro, Arteaga, Coahuila", tesis de maestría, realizada por Lourdes Barajas Martínez.

800px-CharaFragilis.jpg

Alga del género Chara. Fotografía por Christian Fishcer

Wikimedia Commons

HELECHOS Y AFINES

Helecho.  Astrolepis integerrima

Compuesto de plantas vasculares que no producen semillas, este grupo posee seis familias, 14 géneros y 35 especies; de ellas, 30 corresponden a helechos, tres a flores de peña y dos a colas de caballo.

Flores de peña.  La familia de las Selagineláceas es una familia de plantas vasculares que no producen semilla, aunque son propias de zonas tropicales alrededor del mundo, en la Sierra de Zapalinamé contamos con tres especies Selaginella pilifera, S. peruviana y S. lepidophylla todas ellas conocidas comúnmente como flores de peña.

Flor de peña.  Selaginella lepidophylla.

Colas de caballo. Son plantas que no producen semilla, con un solo género Equisetum, el cual en el área protegida cuenta con dos representantes Equisetum laevigatum y E. hyemale, ambos llamados cola de caballo, habitan áreas con mucha humedad, principalmente ojos de agua permanentes.

Cola de caballo.  Equisetum laevigatum.

GIMNOSPERMAS 

Hayarín.  Abies vejarii

Las gimnospermas son plantas vasculares leñosas productoras de semillas. Su nombre proviene de las raíces griegas “gimno” desnudo y “sperma” semilla; término aplicado debido a que las semillas de estas plantas no se forman en un ovario cerrado, sino que están desnudas.

De ellas, sobresalen por estar enlistadas con categoría de riesgo según la Norma Oficial SEMARNAT 2010, el piñonero blanco Pinus pinceana catalogada como en peligro de extinción y el hayarín u oyamel Abies vejarii señalado como amenazado; además del guayamé Pseudotsuga menziesii y pino piñonero texano Pinus remota catalogados como sujetos a protección especial.

Piñonero blanco.  Pinus pinceana

En la Sierra de Zapalinamé, se han registrado tres familias, seis géneros y 17 especies de este grupo. Donde una especie es de hayarín, una de guayamé, una más de cedro, dos de efedras, cuatro juníperos y ocho pinos. 

ANGIOSPERMAS

Tejocote silvestre.  Crataegus baroussana

El término "angiospermas" proviene de dos palabras griegas; angíon “vaso o ánfora” y sperma “semilla”; así, este término compuesto significa "semillas envasadas", haciendo referencia a que sus semillas están encerradas dentro de un fruto. En el área protegida contamos con 928 especies, repartidas en 105 familias y 477 géneros; de ellas 14 especies están considerada bajo alguna categoría de riesgo, de acuerdo con la NOM-059-l SEMARNAT 2010.

Este tipo de plantas están divididas a su vez, en dos grandes grupos, la clase Liliopsida o monocotiledóneas y la clase Magnoliopsida o dicotiledóneas.

LIIOPSIDA

MONOCOTILEDÓNEAS

Bou2%20ViChap%200902_edited.jpg

Plantas vasculares que producen flor y su semilla se caracteriza por contar con un solo cotiledón. Se cuenta con un listado de 183 especies, divididas en 14 familias y 837géneros; de ellas, cuatro están catalogadas en alguna categoría de riesgo de acuerdo con  la NOM-059- SEMARNAT 2010.

En este grupo, se encuentran plantas tan pequeñas como los pastos, robustas como los agaves o tan grandes como las palmas o yucas; también es posible encontrar en él, a la única especie nativa de la familia de las palmeras, la palma o palmito Brahea berlandieri, la cual habita en los acantilados escarpados de los cañones, especialmente en el Cañón de San Lorenzo.

Palmito.  Brahea berlandieri

MAGNOLIOPSIDA

DICOTILEDONEAS

2002-09-20%20Chapultepec%20Echinocactus%

Es el grupo más abundante de plantas vasculares, su semilla cuenta con dos cotiledones. En los listados del área protegida, se cuentan registradas 732 especies, divididas en 91 familias y 390 géneros; de ellas, 10 están catalogadas en alguna categoría de riesgo según la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Entre la gran variedad de familias que componen este grupo, la familia Asteacerae (margaritas y parientes) 183, la Fabaceae (leguminosas) con 71; así como la Lamiaceae (Salvias, y parientes) con 32, las Cactaceae (cactáceas), con 30, y la familia de la Ephorbiaceae (Lechosillas y parientes) con 27 especies, son las más diversas.  

En este extenso grupo, sobresale el olmo enano o gape Ostrya virginiana, porque, aunque es una especie ampliamente distribuida en el este de los Estados Unidos de Norteamérica, al sur se encuentra distribuido en pequeños manchones y en la Sierra de Zapalinamé, solo es posible encontrarla en un pequeño bosquecillo que no supera las 30 ha dentro del Cañón de los Pericos.

Olmo enano o gape.  Ostrya virginiana